INDEX

0. Introducción
1. Cerrando la etapa de mezcla
2. Qué desactivar en el Mixbus
3. Formato
4. Etiquetado y organización
5. Pausas entre canciones
6. Referencias y notas de producción
7. Cómo manejar el reenvío de archivos
8. Enviar los archivos
9. Conclusión


0. INTRODUCCIóN

El propósito de este blog es explicar cómo se deben entregar tus canciones a un ingeniero de masterización (ME, Mastering Engineer) para aprovechar al máximo este proceso y tener una colaboración fluida. Como mencioné en mi publicación anterior “Cómo preparar y enviar tus pistas para mezclar” , así es como desearía recibir tus canciones para masterizar en The Empty Hall Studio, aunque también es un buen punto de partida para trabajar con cualquier otro ME.


1. CERRANDO LA ETAPA DE MEZCLA

Asegúrate de que el proceso de mezcla esté completamente terminado:

  1. Escucha toda la mezcla con mucho cuidado y asegúrate de que estás satisfecho con ella. No confíes en la masterización para solucionar cuestiones de mezcla como el sonido individual de cada instrumento, balance general que hay entre ellos, efectos, paneos y volumen.
  2. Revisa meticulosamente los comienzos, finales y partes tranquilas de cada canción para detectar ruidos no deseados (clics, chasquidos, cortes, siseos, zumbidos). Además, ten cuidado con  ruidos “analógicos” o “de cinta” que algunos plugins suelen introducir.
    Ten en cuenta que la masterización hace que todo sea más compacto, más alto y más claro, por lo que cualquier anomalía será mucho más perceptible después de ella.
  3. Asegúrate de que no haya pistas accidentalmente silenciadas o que falten.
  4. Si hay hiss o una baja relación señal/ruido, deja unos segundos de ruido al principio o al final de las canciones. Esto permitirá que el ME use herramientas que pueden aprender el perfil del ruido y ayuden a reducirlo, pero para eso, necesitan tener una muestra del ruido aislado.

Tip: Usa buenos auriculares en lugar de altavoces para revisar estos pasos.

Considera si estás completamente satisfecho con la mezcla y si no puedes hacer ningún ajuste adicional para mejorarla. Esto no significa que tu mezcla tenga que ser perfecta – tal cosa no existe -, el punto es que tú (o el ingeniero de mezcla) deben haber agotado todos los medios y conocimientos posibles antes de cerrar esta etapa.

No confíes en la masterización como un proceso mágico que solucionará todos los problemas que se han arrastrado desde las etapas de grabación y mezcla. Muy a menudo, cuanto más amateur es una mezcla, menos mejora obtendrás de la masterización. Ciertamente, la masterización está ahí para compensar y enmascarar los puntos débiles de la mezcla y, por supuesto, para mejorar los buenos aspectos de ella, pero sé realista: si la mezcla es mediocre, la masterización solo intentará hacerla pasable, lo cual no debería ser nuestro objetivo.


2. qUÉ DESACTIVAR EN EL MIXBUS
  1. Desactiva cualquier plugin que esté ahí solo con el propósito de aumentar el volumen (Clippers, Maximizadores, Limitadores).
  2. Mantén los plugins que están ahí con otros propósitos de cohesión, corrección, mejora y potenciamiento del sonido (Compresores, Compresores Multibanda, EQs, Excitadores) si los has tenido ahí durante el proceso de mezcla – en caso contrario, no los añadas en el último momento –.
  3. Después de haber realizado los pasos anteriores, reproduce las secciones más altas de tu álbum y asegúrate de que no estás alcanzando 0dBFS en ningún momento. Debemos dejar margen – Headroom – y evitar la distorsión antes de exportar nuestras mezclas finales.
    Si estás alcanzando los 0dBFS, baja el fader del Mixbus cuanto sea necesario. No hay un nivel de pico específico para esto, siempre y cuando no alcances 0dBFS, estamos bien para avanzar.
  4. Añade un Dither al final de tu mixbus configurado a 24 bits (a menos de que vayas a exportar a 32 bits flotantes, en cuyo caso no será necesario).

Qué plugins deberías desactivar y dejar activos en tu Mixbus + añade un Dither:Deja Headroom y vigila tus niveles de pico:

Después de todo esto, estás listo para exportar tus mezclas y comenzar el proceso de masterización.


3. FORMATO
  • Formato de entrega: Stereo WAV audio files.
  • Profundidad de bit (Bit Depth): 24 bit o 32 bit floating point.
  • Frecuencia de muestreo (Sample rate): La misma que la sesión de mezcla. Si grabaste y mezclaste a 44.1 kHz, exporta las mezclas a 44.1 kHz. Si fue a 48 kHz, exporta a 48 kHz.

Asegúrate de que todas las canciones se exporten con la misma configuración.


4. Etiquetado y organización
  1.  Nombra las canciones con sus títulos oficiales y el orden final de las pistas.
    Tip: Usa dos dígitos para la numeración – 01, 02, 03, 04, … – para que la canción número 10 no aparezca antes de la canción número 1 –.
  2. Incluye un archivo de texto con el nombre de la banda, el nombre del álbum, el tracklist definitivo y la distribución de canciones para formatos de vinilo y cinta (Lado A / Lado B). Ten en cuenta que las caras de un vinilo pueden durar un máximo de 24 minutos (como regla general), siendo ideal mantenerse por debajo de los 22″.

Sé muy cuidadoso con la ortografía, errores tipográficos, uso de letras minúsculas y mayúsculas, y verifica dos veces las traducciones a idiomas extranjeros, ya que esta información será utilizada para el CD-text y la Metadata.

Tus archivos deberían verse así:


5. PAUSaS entre canciones
  1. Por regla general decido según mi criterio cuál debería ser el tiempo entre canciones y normalmente esto es suficiente. Sin embargo, si deseas pausas específicas, envía un solo archivo con todas las canciones fusionadas y las pausas deseadas. Importaré este archivo en mi proyecto de masterización y replicaré esas pausas exactas.
  2. Indica las canciones que deben transicionar de una a otra sin interrupciones. Puedes incluir esta información en el archivo de texto mencionado en el punto 4 o mostrarmelo en el archivo fusionado de ejemplo mencionado en el párrafo anterior.

6. REFERENCIAS Y NOTAS DE PRODUCCIÓN

Es muy recomendable enviar una o dos canciones/álbumes de referencia de otros artistas cuya música sea, en cierta medida, similar a la de tu álbum. De esta manera, podré tener una idea aproximada del sonido que buscas. Posiblemente, ya has usado algunas pistas de referencia durante el proceso de mezcla, y esas deberían ser perfectamente válidas para los propósitos de masterización.
El objetivo es tener un marco de referencia del equilibrio general, curva de ecualización, dinámica y niveles de volumen que buscas para tu disco.
Proporciona cualquier otra información adicional útil (por ejemplo: ‘En este disco queremos priorizar la dinámica sobre el volumen‘).


7. cómo manejar el reenvío de archivos

Cuando necesitemos revisar la mezcla y exportar nuevas versiones para masterización:

  1. Versiones numeradas: Usa versiones numeradas para los nuevos archivos (por ejemplo, Canción A (2), Canción B (3)). Evita términos como “final”, “definitivo” y no incluyas fechas en el nombre del archivo. Solo números mantendrán las cosas simples y fáciles de entender.
  2. Cambios selectivos: Si volvemos a la mezcla porque queremos subir un poco el volumen de las voces, cambia únicamente eso y deja todo lo demás exactamente como estaba. Comunica y acuerda todos los cambios con el ingeniero de masterización con anticipación para que sepa qué necesitará reajustar.

Minimiza el reenvío de mezclas. Uno o dos reenvíos son aceptables; más allá de eso, la mezcla probablemente no está lista.

Tip: Puedes enviarme las mezclas antes de comenzar la etapa de masterización. Escucharé y proporcionaré comentarios sobre posibles mejoras antes de que finalices la mezcla.


8. ENVIAR LOS ARCHIVOS

Envía los archivos y notas de una sola vez utilizando servicios como Dropbox, Google Drive, WeTransfer, etc.


9. CONCLUSIÓN

Es fundamental ser ordenado y meticuloso con estos pasos para minimizar la cantidad de veces que tendremos que volver a corregir algo en la mezcla, lo que implica volver a exportar las pistas por tu lado, reimportarlas por mi lado, recordar y reajustar los ajustes de masterización, exportar una nueva versión masterizada, enviarte la nueva versión, y repetir este ciclo múltiples veces.

El objetivo debe ser usar nuestro tiempo de manera productiva y creativa en mejorar tu disco.

Gracias por haber leído toda esta información, ten la seguridad de que hará que nuestro proyecto conjunto sea exitoso y, si trabajas con otro ME, también te lo agradecerá profundamente.

Si aún tienes preguntas después de leer este artículo, envíame un correo a contact@theemptyhallstudio.com


  • Donaciones:  No espero recibir nada por estos blogs, pero tu donación es muy apreciada porque me demuestra que esta información ha sido útil para alguien y, además, me permite dedicar más tiempo a escribir otros artículos. Click aquí.

  • Mailing list: Puedes suscribirte  aquí a nuestro mailing list para recibir más artículos como este, información y descuentos sobre los servicios de The Empty Hall.

ENLACES DE INTERÉS (INGLÉS):

If you see an error that needs to be corrected or want to provide any useful information, leave it in the comments.

Share:
  • 121
  • 0